Consejos para cuidar de tu batería ante la llegada del frío

Como empresa de alquiler de autos en Santa Cruz no nos cansamos de repetir que la batería del coche necesita unos cuidados específicos. ¿Qué tenemos que tener en cuenta ahora que llega el frío? Ahora lo vemos. 

Hablamos de uno de los elementos que más pueden sufrir las bajas temperaturas. Es imprescindible revisar la batería del vehículo antes y después del invierno y el verano. Si el vehículo tiene más de 2 años hay que revisar su estado cada seis meses. Suele influir en casi todos los elementos del coche: iluminación, limpiaparabrisas, cierre centralizado o GPS. Por eso, es preciso realizar revisiones periódicas. En función del vehículo puede haber más o menos componentes eléctricos que consuman de la batería aún estando en reposo. Esta es la razón por la que es conveniente revisarla tras un tiempo sin usar el coche y observar su consumo.

Dependiendo del uso que se le dé a nuestros coches de alquiler en Tenerife, habrá que sustituir la batería cada cuatro años. La vida útil varía en función de varios factores. Por ejemplo, la marca o uso que se le dé al vehículo. Algunos de los síntomas que indican que es necesario sustituir la batería son: 

  • No conseguir arrancar el motor o tardar demasiado en hacerlo.

  • Escuchar chasquidos al arrancar. 

  • No conseguir recargar la batería tras circular con el coche. 

  • Baterías deformadas con corrosión. 

Si la batería tiene más de cuatro años, aunque funcione con normalidad, en Rent a Car te recordamos que será recomendable cambiarla.

Revisiones inaplazables 

Antes y después del verano e invierno haremos una revisión en nuestros autos en Santa Cruz. Las altas temperaturas del verano derivan en la autodescarga de la batería. Sus piezas electromecánicas envejecen más rápido. Aparte, aquellas baterías que llevan años instaladas son más propensas a descargarse con el frío. No en vano, las temperaturas extremas complican la supervivencia de la batería.

La batería normalmente se encuentra al abrir el capó aunque puede estar debajo del asiento de atrás o en el maletero. Una vez localizada, se han de comprobar en la pegatina tres valores: tensión (V), intensidad de entrega (Ah), intensidad de arranque en frío (A) y el tamaño de la batería.