Desplazamientos en coche y medidas anti-COVID

La nueva normalidad consecuencia de la pandemia de COVID-19 ha traído consigo cambios profundos en todos los ámbitos de nuestra vida. En lo referido a los desplazamientos en coche y el alquiler de vehículos especiales, también.

Muchas personas dudan acerca de cómo hacer uso de la mascarilla en el coche y qué precauciones tomar para evitar el contagio. En ocasiones las dudas tienen que ver con las normas a seguir en las vías de circulación. Por ejemplo, ¿debo utilizar mascarilla en el coche? Si viajamos con personas con las que no convivamos, la respuesta es sí. ¿Y en las autopistas de peaje donde vamos a entrar en contacto con los operarios que por ejemplo nos cobran? En determinados momentos, también. 

Una mascarilla siempre en la guantera

Insistimos en que, al ir en un vehículo con alguien con quien no compartamos casa, es obligatorio utilizar la mascarilla. Si viajamos solos en coche no estamos obligados a utilizarla, tampoco en autopistas de peaje.  Eso sí, en Autos Jocar recomendamos llevar una mascarilla en el coche de repuesto. Para usarla por ejemplo cuando nos detenemos en un peaje a pagar. Si pagamos manualmente, hemos de utilizarla aunque sean escasos segundos los que vayamos a estar en contacto con las personas que nos cogen el efectivo o nos pasan la tarjeta por el TPV. Es más, antes de bajar la ventanilla del coche deberías llevar puesta la mascarilla. Protocolo similar al que hay que seguir al pasar la ITV. Los centros de inspección exigen, entre otras cosas, que acudamos solos, bajemos las ventanillas y portemos una mascarilla sin válvula.

De hecho, el uso de la mascarilla es necesario en todo servicio al que accedemos sin bajarnos del coche. Por ejemplo, parkings en los que podamos pagar en taquilla sin bajar del coche o restaurantes de comida rápida con servicio desde el coche.  Por descontado, también al acudir a repostar en una gasolinera.

Se recomienda implementar medios automatizados para el pago de peajes. Taquillas automáticas en las que se pueda pagar en metálico o con tarjetas de débito y crédito. También son cómodos y seguros los sistemas de telepeaje. A veces incluyen además descuentos en servicios como repostaje de combustible o en parkings.